Desde el «deberían pedir disculpas» a «España llevó la libertad a América» : Las polémicas más sonadas entre España y México

Especiales

El presidente Andrés Manuel López Obrador habló el miércoles de la necesidad de hacer una «pausa» en las relaciones con el país europeo, generando una nueva controversia.

Los comentarios del presidente de México, Andrés López Obrador, pidiendo una «pausa» en las relaciones con España volvieron a generar una oleada de incertidumbre, aunque este jueves el mandatario suavizó sus palabras y dijo que no se trata de una «ruptura, sino de serenar la relación».

Sin embargo, López Obrador volvió a arremeter contra las compañías del país europeo. «En los últimos tiempos durante el periodo liberal empresas españolas apoyadas por el poder político, tanto de España como de México, abusaron de nuestro país y de nuestro pueblo«, destacó.

También consideró que desde España «deberían ofrecer hasta disculpas» por los crímenes cometidos durante la conquista. 

Desde el Gobierno español se mandó un mensaje de tranquilidad en el que se puso énfasis en la «asociación estratégica» entre ambos países, que «va más allá de declaraciones verbales súbitas o palabras puntuales». 

Este último episodio se suma a toda una serie de acaloradas  polémicas que ambos países han ido protagonizando desde que López Obrador llegó al poder, en diciembre de 2018, y puso en marca la denominada ‘Cuarta Transformación’. Estos han sido algunos de los momentos más sonados:

1. Una polémica carta

La tensión entre los dos países se remonta a marzo de 2019, cuando López Obrador envió una carta al rey Felipe VI para que España pidiese disculpas al pueblo mexicano por los agravios cometidos durante la época de la conquista, como previo a la conmemoración por los 500 años.

La petición fue rechazada de lleno por el Gobierno de España, que lamentó «profundamente» que se hiciese pública la misiva.

«La llegada, hace quinientos años, de los españoles a las actuales tierras mexicanas no puede juzgarse a la luz de consideraciones contemporáneas», indicó el Ejecutivo español, que reiteró «su disposición para trabajar conjuntamente con el Gobierno de México» para construir «un «marco apropiado» para sus relaciones.

2. «Andrés por los aztecas, Manuel por los mayas»

No pasaron desapercibidos los comentarios del conservador José María Aznar, presidente del Gobierno de España entre 1996 y 2004, cuando se burló de la petición de perdón por parte del mandatario mexicano.

«Es que si no hubiesen pasado algunas cosas, usted no estaría allí, ni se podría llamar como se llama, ni podría haber sido bautizado, ni podría haberse producido la evangelización de América«, declaró Aznar, que en ningún momento mencionó el proceso de expolio económico, social y cultural que significó la conquista española para los pueblos indígenas de México, hace 500 años.

3. «La catástrofe de la conquista»

Otro destacado momento tuvo lugar el pasado mes de agosto, cuando López Obrador pidió perdón por la «catástrofe» originada por la conquista española, al conmemorar los 500 años de la caída de Tenochtitlan (13 de agosto de 1521) por las tropas de Hernán Cortés, un hecho que dio paso a la época colonial o virreinato por 300 años.

«Hoy, 13 de agosto, fecha funeral, como diría el maestro Carlos Pellicer, recordamos la caída de la gran Tenochtitlan y ofrecemos perdón a las víctimas de la catástrofe originada por la ocupación militar española de Mesoamérica y del resto del territorio de la actual República mexicana», afirmó.

En aquella ocasión también cargó contra las empresas españolas. «Se dedicaron a saquear y robar en el periodo neoliberal con el apoyo, claro, de los gobiernos mexicanos», enfatizó.

4. «Salvajes, bestiales y hasta caníbales»

El encargado de la Oficina del Español en Madrid, Toni Cantó, no solo desconoció el proceso de la conquista y la colonización española, sino que hizo alarde del racismo historiográfico contra los pueblos originarios del continente americano, al llamarlos «salvajes» y «hasta caníbales».

«Yo no creo que seamos colonizadores ni nada parecido. Yo creo que España cuando llegó a aquel continente, liberó«, dijo el cuestionado funcionario, que está acusado de ocupar un cargo «hecho a medida» por los conservadores del Partido Popular (PP) madrileño para la supuesta promoción del español en Europa.

5. Empresas españoles en México

En enero de 2019, el presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, se convirtió en el primer mandatario que visitaba a su homólogo mexicano tras su llegada al poder.

En aquella conferencia conjunta, López Obrador ya dejó claro que la inversión extranjera era bienvenida a México, pero «con un comportamiento ético» y sin «participar en actos de corrupción o soborno». España se posicionó como el segundo inversor extranjero de México en el primer semestre de 2021, solo superada por EE.UU. 

Las compañías españolas –en especial, Iberdrola, Repsol y OHL– han estado siempre en el punto de mira de López Obrador. 

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador

López Obrador, sobre la «pausa» con España: «No hablé de ruptura, sino de serenar la relación»

«Las empresas españolas hacían lo que querían. Nos veían como tierra de conquista. Se llevo a cabo una especie de segunda conquista», señaló este jueves.

Y continuó: «Solo el análisis de cuánto se llevaron los de Repsol de México en el gobierno de [Felipe] Calderón, del presupuesto público, haría comprender que fue un abuso«.

Igualmente definió a OHL como «la empresa favorita en el sexenio pasado» y de Iberdrola comentó que «fue tratada con privilegios que nos afectaron». Según él, esta última compañía fue una de las favoritas de Calderón, que fue contratado en 2016 como asesor independiente de una de sus filiales.

6. «Una revisión maniquea»

Otra polémica muy sonada fue la protagonizada por la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, durante una gira en EE.UU. Ayuso aseguró que el reconocimiento que hacen los países de la región al legado de sus culturas ancestrales es «una revisión maniquea» que busca «deshacer la historia de España».

Los comentarios del presidente de México, Andrés López Obrador, pidiendo una «pausa» en las relaciones con España volvieron a generar una oleada de incertidumbre, aunque este jueves el mandatario suavizó sus palabras y dijo que no se trata de una «ruptura, sino de serenar la relación».

Sin embargo, López Obrador volvió a arremeter contra las compañías del país europeo. «En los últimos tiempos durante el periodo liberal empresas españolas apoyadas por el poder político, tanto de España como de México, abusaron de nuestro país y de nuestro pueblo«, destacó.

También consideró que desde España «deberían ofrecer hasta disculpas» por los crímenes cometidos durante la conquista. 

Desde el Gobierno español se mandó un mensaje de tranquilidad en el que se puso énfasis en la «asociación estratégica» entre ambos países, que «va más allá de declaraciones verbales súbitas o palabras puntuales». 

Este último episodio se suma a toda una serie de acaloradas  polémicas que ambos países han ido protagonizando desde que López Obrador llegó al poder, en diciembre de 2018, y puso en marca la denominada ‘Cuarta Transformación’. Estos han sido algunos de los momentos más sonados:

1. Una polémica carta

La tensión entre los dos países se remonta a marzo de 2019, cuando López Obrador envió una carta al rey Felipe VI para que España pidiese disculpas al pueblo mexicano por los agravios cometidos durante la época de la conquista, como previo a la conmemoración por los 500 años.

La petición fue rechazada de lleno por el Gobierno de España, que lamentó «profundamente» que se hiciese pública la misiva.

«La llegada, hace quinientos años, de los españoles a las actuales tierras mexicanas no puede juzgarse a la luz de consideraciones contemporáneas», indicó el Ejecutivo español, que reiteró «su disposición para trabajar conjuntamente con el Gobierno de México» para construir «un «marco apropiado» para sus relaciones.

2. «Andrés por los aztecas, Manuel por los mayas»

No pasaron desapercibidos los comentarios del conservador José María Aznar, presidente del Gobierno de España entre 1996 y 2004, cuando se burló de la petición de perdón por parte del mandatario mexicano.

«Es que si no hubiesen pasado algunas cosas, usted no estaría allí, ni se podría llamar como se llama, ni podría haber sido bautizado, ni podría haberse producido la evangelización de América«, declaró Aznar, que en ningún momento mencionó el proceso de expolio económico, social y cultural que significó la conquista española para los pueblos indígenas de México, hace 500 años.

3. «La catástrofe de la conquista»

Otro destacado momento tuvo lugar el pasado mes de agosto, cuando López Obrador pidió perdón por la «catástrofe» originada por la conquista española, al conmemorar los 500 años de la caída de Tenochtitlan (13 de agosto de 1521) por las tropas de Hernán Cortés, un hecho que dio paso a la época colonial o virreinato por 300 años.

«Hoy, 13 de agosto, fecha funeral, como diría el maestro Carlos Pellicer, recordamos la caída de la gran Tenochtitlan y ofrecemos perdón a las víctimas de la catástrofe originada por la ocupación militar española de Mesoamérica y del resto del territorio de la actual República mexicana», afirmó.

En aquella ocasión también cargó contra las empresas españolas. «Se dedicaron a saquear y robar en el periodo neoliberal con el apoyo, claro, de los gobiernos mexicanos», enfatizó.

4. «Salvajes, bestiales y hasta caníbales»

El encargado de la Oficina del Español en Madrid, Toni Cantó, no solo desconoció el proceso de la conquista y la colonización española, sino que hizo alarde del racismo historiográfico contra los pueblos originarios del continente americano, al llamarlos «salvajes» y «hasta caníbales».

«Yo no creo que seamos colonizadores ni nada parecido. Yo creo que España cuando llegó a aquel continente, liberó«, dijo el cuestionado funcionario, que está acusado de ocupar un cargo «hecho a medida» por los conservadores del Partido Popular (PP) madrileño para la supuesta promoción del español en Europa.

5. Empresas españoles en México

En enero de 2019, el presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, se convirtió en el primer mandatario que visitaba a su homólogo mexicano tras su llegada al poder.

En aquella conferencia conjunta, López Obrador ya dejó claro que la inversión extranjera era bienvenida a México, pero «con un comportamiento ético» y sin «participar en actos de corrupción o soborno». España se posicionó como el segundo inversor extranjero de México en el primer semestre de 2021, solo superada por EE.UU. 

Las compañías españolas –en especial, Iberdrola, Repsol y OHL– han estado siempre en el punto de mira de López Obrador. 

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador

López Obrador, sobre la «pausa» con España: «No hablé de ruptura, sino de serenar la relación»

«Las empresas españolas hacían lo que querían. Nos veían como tierra de conquista. Se llevo a cabo una especie de segunda conquista», señaló este jueves.

Y continuó: «Solo el análisis de cuánto se llevaron los de Repsol de México en el gobierno de [Felipe] Calderón, del presupuesto público, haría comprender que fue un abuso«.

Igualmente definió a OHL como «la empresa favorita en el sexenio pasado» y de Iberdrola comentó que «fue tratada con privilegios que nos afectaron». Según él, esta última compañía fue una de las favoritas de Calderón, que fue contratado en 2016 como asesor independiente de una de sus filiales.

6. «Una revisión maniquea»

Otra polémica muy sonada fue la protagonizada por la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, durante una gira en EE.UU. Ayuso aseguró que el reconocimiento que hacen los países de la región al legado de sus culturas ancestrales es «una revisión maniquea» que busca «deshacer la historia de España».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *