Salvan a una anciana de EE.UU. de un hombre desnudo armado con tijeras gracias al juego de palabras ‘Wordle’

Especiales

La hija llamó preocupada a la Policía porque no había recibido el ‘Wordle’ que su madre le enviaba diariamente.

Una anciana de 80 años fue rescatada de un asaltante que entró en su casa, después de que su hija llamara a la Policía, preocupada porque no había recibido el ‘Wordle’ que su madre le enviaba a diario.

Una valiente madre enfrenta y derriba a un intruso que irrumpió en la cochera en la que jugaba con sus hijas (VIDEO)

Una valiente madre enfrenta y derriba a un intruso que irrumpió en la cochera en la que jugaba con sus hijas (VIDEO)

La toma de la señora como rehén, durante 17 horas, ocurrió el sábado pasado por la noche cuando Denyse Holt estaba dormida en su residencia de Chicago (EE.UU), y un hombre desnudo armado con tijeras irrumpió en su casa, rompiendo la ventana.

El intruso, que se encontraba ensangrentado tras cortarse con los cristales rotos, se subió a la cama de la jubilada. Holt comentó a medios locales que el hombre, identificado como James H. Davis III, le prometió que no la lastimaría ni agrediría sexualmente y le ordenó tomarse una ducha con él.

Sin embargo, a poco de entrar al baño, el invasor le dijo que no, que no tenía suficiente calor. «Tenemos que bañarnos«, añadió. «No pensé que fuera a vivir. Estaba en shock», detalló la víctima. Cuando salieron de la bañera, el secuestrador arrastró a la mujer por la casa, desconectando los teléfonos y cogiendo dos cuchillos de la cocina que le «agradaban».

Posteriormente, Davis III encerró a Holt en el sótano de la casa por varias horas en completa oscuridad, en donde la jubilada aprovechó para hacer tantos ejercicios físicos como pudo para mantenerse cálida.

‘Worldle’ diario

Mientras tanto, en Seattle, su hija mayor, Meredith Holt-Caldwell, se preocupó porque su madre no había respondido a sus mensajes de texto durante mucho tiempo, y no le había enviado su ‘Wordle’ diario, el cual era una tradición familiar, y decidió reportarlo a la Policía.

Las fuerzas policiales llegaron a la propiedad, y tras un largo enfrentamiento, lograron detener al intruso, quien se encuentra bajo custodia y se cree que tiene problemas mentales. «Nunca pensé en un millón de años que esto era lo que estaba sucediendo, pero así fue», concluyó Holt-Caldwell.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *