La Cepal advierte que América Latina y el Caribe afrontan el riesgo de una «generación perdida» debido a la pandemia

Especiales

«Todos nos fijamos mucho en la crisis sanitaria, pero la crisis de la educación ha sido gravísima», remarcó Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva del organismo.

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) advirtió este viernes que la región afronta el riesgo de una «generación perdida» debido a que millones de menores no asistieron a clases presenciales durante la pandemia. 

«Todos nos fijamos mucho en la crisis sanitaria, pero la crisis de la educación ha sido gravísima«, remarcó Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva del organismo durante una intervención telemática en la XXXVI Asamblea General del Parlamento Latinoamericano (Parlatino), ente regional que tiene su sede permanente en la Ciudad de Panamá.

La recuperación económica de América Latina en 2021 fue insuficiente y la pobreza extrema aumenta hasta el 13,8 %

La recuperación económica de América Latina en 2021 fue insuficiente y la pobreza extrema aumenta hasta el 13,8 %

La funcionaria precisó que «alrededor de 35 millones» de alumnos de América Latina y el Caribe «no pudieron asistir a clases presenciales», mientras que «3,1 millones de estudiantes están en riesgo de no volver a la escuela». Asimismo, recalcó que, en total, los menores «perdieron 56 semanas» de estudio.

«Creo que este es el riesgo más grande que estamos enfrentando hoy, el riesgo de una generación perdida [porque] el cierre escolar comprometió el desarrollo integral de niños, niñas y adolescentes», afirmó Bárcena. La política considera «muy doloroso» el hecho de que «66 millones de hogares en la región no tienen una conexión adecuada a internet«, una herramienta que se convirtió en esencial para poder seguir las clases a distancia durante la pandemia, y también lamenta que «los niños y las niñas tienen que subirse al techo o competir con el papá con el teléfono móvil».

Durante su discurso, la secretaria ejecutiva de la Cepal hizo hincapié en la existencia de «una crisis silenciosa que requiere un nuevo contrato [social] porque hay que reabrir las escuelas, ni duda cabe, pero hay que innovar en la forma de educar y se va a requerir ver a la educación como un bien público, que sea gratuito, de calidad, porque esto realmente es un tema de fondo que va a marcar a las futuras generaciones».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *