San Gerónimo, un sector del Distrito Nacional arropado por la delincuencia

Especiales

Por: Jhangeily Durán

Santo Domingo, RD.- Los residentes del sector San Gerónimo, en el Distrito Nacional, se mantienen alertas, inquietos y atemorizados incluso dentro de sus propios hogares. Esto tiene una causa mayor que preocupa a varias zonas del país: el mal de la delincuencia.

Por lo menos quince personas fueron víctimas en estos dos últimos meses de la delincuencia, en diferentes calles del sector.

Desaprensivos que sin importar la hora acuden a San Gerónimo, a punta de pistola les arrebatan las pertenencias a jóvenes y adultos de la tercera edad, casi llegando a sus hogares y otros en la misma puerta de su casa.

Así le sucedió a la hija de David Castaño, una joven de 19 años que en menos de tres meses ha sido asaltada dos veces y amenazada con arma de fuego para que entregue todo lo que tiene. Todo sucedió a una esquina de su vivienda.

Su padre en medio de la preocupación que mantiene, expresó que a raíz de todos los eventos ocurridos tendrá que optar por realizar acciones para su defensa propia.

“Lamentablemente tú vas a la Policía y ellos no hacen nada, se mantienen en la zona uno o dos días y no lo vuelves a ver más. Yo tendré que estar armado para protegerme y empezar a levantar mis verjas para sentirme más seguro”, narró David mientras estaba en su casa protegida por un pequeño muro y una puerta pequeña de hierro.

Luego de que reporteros de LISTÍN DIARIO recibieran la denuncia de la situación que vive diariamente esa comunidad, se tornó evidente que todos los moradores, especialmente de la calle Aníbal Sosa Ortiz han sido víctimas de la delincuencia o al menos han presenciado el acto, como es el caso de Cecilia Rosario.

“Yo vi cómo un motorista le apuntaba a una muchacha que del susto hasta trató de volar las verjas de una casa y yo grité, él se espantó y luego subí a la joven para calmarla”, expresó la señora Rosario, una de las residentes de ese sector, quien además de preocuparse por la seguridad de su hijo y su madre, también permanece inquieta porque trabaja en su casa.

“Yo soy cosmiatra y a mis clientes los atiendo aquí en mi cabina, no hace mucho tiempo, una de las chicas que vino a hacerse un facial vio cómo le arrebataron a plena luz del día una cadena a una persona que iba a visitar a los vecinos del frente”, agregó Rosario.

A pesar de que toman las medidas posibles, como la colocación de cámaras de seguridad, tener perros a fin de espantar los malhechores e instalar alambres encima de las rejas de su casa, el temor está, incluso en los pocos minutos que tardan de salir de casa a montarse en el vehículo.

“Uno no puede salir ni dos segundos a la calle, yo estoy aquí hablando contigo en la cera de la casa, pero es pendiente a todo lo que se mueve, porque en este sector nos conocemos todos, yo tengo 40 años viviendo aquí y sé que el motorista que no es delivery definitivamente anda robando”, declaró José Cedeño.

La población mayoritaria del sector San Gerónimo son los adultos de la tercera edad, quienes sin poder defenderse han tenido que vivir esos eventos.

Otro ejemplo es el de la señora Milagros, quien se encontraba de camino a la iglesia cuando le frenó en frente un joven en una motocicleta, aunque esta vez la situación fue un tanto diferente.

“Yo le dije,  mi hijo yo solo tengo la biblia en mis manos, no tengo nada más”, y aunque ya Milagros se había llevado el gran susto, el atracador se marchó.

Lo último que se supo fue el atraco realizado la noche del viernes a un delivery de PedidosYa, a quien dos hombres encapuchados le arrebataron el motor y la lonchera donde se introduce el pedido.

Fatigados de esos sucesos, que en innumerables ocasiones han reportados, los residentes de San Gerónimo esperan que las autoridades puedan controlar la situación que desde hace unos meses se torna atemorizante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *