«Las mujeres que se hacen violar»: La frase de la candidata presidencial Ingrid Betancourt que causó polémica y debate en Colombia

Especiales

La aspirante presidencial afirma que sus palabras fueron sacadas de contexto y que sufrió un «cortocircuito» idiomático, mientras que en las redes los usuarios cuestionan su conocimiento de la realidad colombiana teniendo en cuenta que ha vivido por varios años en Francia.

La afirmación de «las mujeres que se hacen violar», expresada por la candidata presidencial Ingrid Betancourt durante un debate, generó una ola de indignación en Colombia, a pesar de las aclaratorias de la aspirante a la Casa de Nariño, sede del Ejecutivo, que aseguró que sufrió un «cortocircuito» idiomático entre el español y el francés al expresarse.

Durante un debate presidencial realizado en la universidad privada Sergio Arboleda, en Bogotá, los candidatos debían responder en un minuto una serie de cuestionamientos hechos por los estudiantes. 

Una de las preguntas sobre las acciones de los eventuales presidentes frente a la cifras de abuso sexual contra niñas y mujeres causó el malentendido. A pesar de que fue aclarado casi de inmediato por la candidata del centrista Partido Verde Oxígeno, cientos de comentarios en su contra se volcaron en las redes.

¿Qué ocurrió?

En la pregunta, que fue respondida por los candidatos, se pedía que definieran cuáles serían sus acciones desde la presidencia para la protección de las niñas y mujeres, tomando en cuenta que el 86 % de los exámenes médico-legales que se practican en Colombia son por presunto delito sexual hacia esos sectores de la población.

Cuando le tocó el turno a Betancourt, dijo que «enfocaría la solución en la prevención» y agregó la opinión que generó la polémica.

«Muchas veces nos damos cuenta, sobre todo en los barrios más populares, que las mujeres que se hacen violar, se hacen violar por gente muy cercana a la familia o se hacen seguir por delincuentes que siguen su ruta, que saben por dónde van a pasar, y son depredadores que las están persiguiendo, y ellas están totalmente desprotegidas». https://platform.twitter.com/embed/Tweet.html?dnt=false&embedId=twitter-widget-0&features=eyJ0ZndfZXhwZXJpbWVudHNfY29va2llX2V4cGlyYXRpb24iOnsiYnVja2V0IjoxMjA5NjAwLCJ2ZXJzaW9uIjpudWxsfSwidGZ3X2hvcml6b25fdHdlZXRfZW1iZWRfOTU1NSI6eyJidWNrZXQiOiJodGUiLCJ2ZXJzaW9uIjpudWxsfSwidGZ3X3NwYWNlX2NhcmQiOnsiYnVja2V0Ijoib2ZmIiwidmVyc2lvbiI6bnVsbH19&frame=false&hideCard=false&hideThread=false&id=1493681119170023431&lang=es&origin=https%3A%2F%2Factualidad.rt.com%2Factualidad%2F420205-frase-ingrid-betancourt-mujeres-violadas-polemica-colombia&sessionId=3cb1d88631f67096811ef05c73c981ace58e9e10&siteScreenName=ActualidadRT&theme=light&widgetsVersion=0a8eea3%3A1643743420422&width=550px

Más adelante, sin aún percatarse de que había cometido una equivocación, aseveró que su propuesta era la creación de un centro para la mujer que contara con asistencia psicológica para las víctimas de abuso y donde pudieran «tomar decisiones de vida sobre su sexualidad».

Reacción inmediata

Cuando llegó su turno, Camilo Romero, precandidato del partido Verdes por el Cambio, aliado de la coalición progresista del Pacto Histórico, le replicó a Betancourt.

«Las mujeres no se hacen perseguir ni se hacen violar, lo que escuchamos aquí para nada ocurre y creo que es una revictimización a la mujer, no creo que es lo que usted quiera decir».

Sus afirmaciones fueron interrumpidas por Enrique Gómez Martínez, candidato del conservador Movimiento de Salvación Nacional, que dijo en francés: «On se fait violer» (nos violan). «Ella usó un galicismo, es un error de lenguaje, no sea oportunista. No maltrate a una mujer que habla en francés durante 20 años y usted viene a abusar aquí».

Posteriormente, en tono irónico, le dijo a Romero: «Seguro Camilo pensará que Ingrid se hizo secuestrar por los amiguetes de las FARC«, con referencia al cautiverio de más de seis años al que estuvo sometida por ese grupo guerrillero y que culminó en 2008 con una operación militar durante el Gobierno de Álvaro Uribe Vélez.

Las respuestas de Betancourt

Durante el debate la candidata presidencial tuvo la oportunidad de ejercer su derecho a réplica y admitió que sintió «una incomodidad en la sala» y que no había entendido lo que pasaba.

«Me excuso si me expresé de una manera incorrecta«, dijo y añadió que las mujeres eran víctimas de agresiones, lo que no quería decir que buscaran serlo. 

Al terminar el encuentro, recoge El Colombiano, aseguró que había tenido un «cortocircuito» porque tiene «dos idiomas en la cabeza». «No volverá a suceder», puntualizó.

Además de estas disculpas, escribió otras en su cuenta de Twitter donde aseveró que lo expresado en el debate había sido sacado de contexto y que lo ocurrido demostraba que «se acusa tantas veces a la mujer de ser culpable de las agresiones de las cuales es víctima que se da por hecho que hasta una mujer pueda pensarlo«.

En otro trino se refirió a la revictimización social y del peligro que corren las víctimas tanto en la calle como en su hogar. «Las mujeres de bajos recursos son las más expuestas a este tipo de agresiones carnales porque el entorno es agresivo y las desprotege», afirmó.

Arden las redes

En las redes, a pesar de las aclaratorias de Betancourt, los usuarios no se dieron por satisfechos y cargaron en su contra. Los tuits, más que referirse a un error idiomático, se han afincado en cuestionamientos sobre sus capacidades para ocupar la presidencia y sobre su vinculación con Francia, país donde ha residido en varias etapas de su vida.

Sin embargo, no todos han sido comentarios en contra. Una de las usuarias concordó en que fue un «error de traducción» y afirmó que «no les interesa el problema de las víctimas de violación, sino que la señora confunda español con francés».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *