Una empresa de Elon Musk admite haber sacrificado a ocho animales que utilizaba para experimentos científicos

Especiales

Un comité de médicos interpuso la semana pasada una queja en la que acusa a la compañía de extirpar parte del cráneo a varios primates en el marco de las pruebas.

La empresa estadounidense de neurotecnología Neuralink, especializada en el desarrollo de interfaces cerebro-computadora, ha admitido que sacrificó a ocho animales que utilizaba para experimentos científicos, según un comunicado publicado este lunes en su página web.

El Comité de Médicos por una Medicina Responsable (PCRM, por sus siglas en inglés) interpuso la semana pasada una queja ante el Departamento de Agricultura de EE.UU. en la que acusa a la Universidad de California en Davis (UCD) —financiada por Neuralink— de «extirpar parte del cráneo» a la mayoría de los 23 primates que participaron en pruebas realizadas en 2017 y 2020 a fin de «implantarles electrodos en el cerebro» en el marco del desarrollo de la interfaz cerebro-máquina de la empresa fundada por Elon Musk en 2016.

Según la parte demandante, tanto Neuralink como el personal del centro educativo violaron la Ley Federal de Bienestar Animal al no velar por la salud física y psicológica de los animales, ya que —aseguran— fueron sometidos a un «sufrimiento extremo».

Además, indica que se «les mutiló el cerebro en experimentos de mala calidad y se les dejó sufrir y morir», añadiendo que padecían «traumas faciales» y convulsiones a causa de los microchips inalámbricos. La demanda detalla que al menos 15 de ellos fueron sacrificados a raíz de este deterioro.

«Uso ético de animales»

"Experimentos mortales": Acusan a compañía de Elon Musk de causar "sufrimiento extremo" a los monos que usó para probar sus implantes cerebrales

«Experimentos mortales»: Acusan a compañía de Elon Musk de causar «sufrimiento extremo» a los monos que usó para probar sus implantes cerebrales

En el texto publicado este lunes, la compañía con sede en San Francisco explica que en 2017 empezaron sus primeros estudios con cadáveres de animales y ejemplares a punto de morir, lo que les permitió desarrollar novedosos procedimientos quirúrgicos y robóticos, así como establecer protocolos más seguros para cirugías de supervivencia posteriores.

«Los estudios de supervivencia nos permitieron probar la función de diferentes generaciones de dispositivos implantados a medida que los refinábamos para el uso humano«, reza el comunicado. «El uso de cada animal fue ampliamente planificado y considerado para equilibrar el descubrimiento científico con el uso ético de los animales», añade.

En este sentido, señala que, como parte de esta investigación, dos animales fueron sacrificados en las fechas de finalización planificadas para recopilar datos histológicos importantes y seis por consejo médico del personal veterinario de la universidad.

Mejorar las experiencias

La compañía de Elon Musk de implantes cerebrales está próxima a realizar ensayos clínicos en humanos

La compañía de Elon Musk de implantes cerebrales está próxima a realizar ensayos clínicos en humanos

Neuralink asegura que todas las pruebas realizadas fueron aprobadas por el Comité Institucional de Cuidado y Uso de Animales de la UCD, en conformidad con la ley federal, mientras que todo el apoyo médico y posquirúrgico, incluidas las decisiones finales, fue supervisado por su personal veterinario especializado.

«Esperamos el día en que los animales ya no sean necesarios para la investigación médica. Sin embargo, nuestra sociedad actualmente depende de los avances médicos para curar enfermedades, prevenir la propagación de virus y crear tecnología que pueda cambiar la forma en que la gente interactúa con el mundo», sostiene la compañía estadounidense.

En este sentido, Neuralink se compromete a mejorar las experiencias de dichos animales para evitar su sufrimiento. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *