Combustibles en República Dominicana: Números sobre los costos y la comercialización

Especiales

La devaluación acumulada del peso frente al dólar es de un 22.8% desde febrero de 2017.

Santo Domingo, RD.-Cada vez que la cotización del petróleo genera presión en el mercado interno de los combustibles, sin tomar en cuenta o analizar las verdaderas razones de las alzas, la opinión pública pone en la palestra la necesidad de revisar la estructura de costos que utiliza el Ministerio de Industria, Comercio y Mipymes (MICM) para fijar los precios de cada galón de gasolina, gasoil o gas licuado.

¿Un economista respetuoso del contexto económico actual tergiversaría la realidad para presentar razones divorciadas de la lógica, a sabiendas de que le falta a la ética? Posiblemente. Buscar un culpable, en todo caso, siempre funciona. Los ciudadanos, principalmente quienes están ávidos de información de calidad, pueden creerlo todo.

El presidente de la República, Luis Abinader, ha prometido que este 27 de febrero, a propósito de su discurso de rendición de cuentas ante la Asamblea Nacional, someterá un proyecto de modificación de la Ley 112-00 de Hidrocarburos. La promesa ya la había hecho para esta misma fecha, pero en 2021. El objetivo es revisar la estructura de costos y todo lo relacionado a la fijación de los precios de combustibles.

¿Se pensó en revisar la legislación cuando los precios internos de los combustibles marcaron récords a la baja durante los peores meses de la pandemia del covid-19? No. ¿Ha habido cambios significativos en la estructura de costos? Tampoco. Quizá sea urgente o necesario modificar la Ley 112-00, pero lo preocupante pudiera ser que se haga por la presión social y mediática que ejerce un contexto de inflación global, del que ninguna economía ha escapado.

¿Qué dicen los números respecto a los costos de los combustibles, los márgenes de comercialización y toda la estructura que interviene en el precio que pagan los consumidores finales? ¿Cuánto recibe el Estado por cada galón de combustible despachado en las estaciones de expendio? ¿Cuánto reciben los distribuidores, detallistas y transportistas? ¿Cuánto ha asumido el Gobierno para evitar que los precios suban más y, por vía de consecuencia, afecten la cadena de costos de la economía? ¿Cuántos empleos genera el sector de los hidrocarburos en el país? ¿Cuánto ingresa al erario por los impuestos a los combustibles?

Para estar más cerca de la realidad es pertinente analizar el comportamiento de los cuatro tipos de combustibles más demandados en el mercado interno: gasolinas regular y prémium y los dos tipos de gasoil: óptimo/prémium y el regular.

Se tomó el 11 de febrero de 2017 e igual fecha de 2022. La tasa de cambio para el primer año fue 47.01 y 57.71 para el último, según la indicada por el Banco Central y tomada de referencia en ambas resoluciones del MICM.

El primer de caso de análisis es la gasolina regular. El precio de paridad de importación (PPI) en febrero de 2017 fue de RD$84.83 por galón. Por la Ley 112-00 se agregaron RD$63.83 y otros RD$13.57 por la Ley 495-06 de Ad Valorem.

Para el distribuidor eran RD$12.6, detallista RD$20.19 y transporte RD$5.68. El cálculo establece que los impuestos suman RD$77.4 (39.0% del precio total), mientras que entre margen, costos y gastos de comercialización fueron RD$36.47 (18.4%). El costo del combustible (RD$84.83) equivalía al 42.70%. El precio total fue de RD$198.7 por galón.Este mismo combustible, ahora en febrero de este año, arrojó los siguientes datos: El PPI fue de RD$145.78 (53.9%), impuestos RD$87.15 (32.2%) y el margen, costos y gastos de comercialización sumaron RD$37.57 (13.9%). El precio total por galón es de RD$270.5, lo que significa un aumento neto de RD$71.80, equivalente a un 36.1%.

¿Qué sucedió con el precio de la gasolina prémium en los períodos analizados? El PPI del galón en febrero de 2017 quedó en RD$89.1, representando el 41.6% del precio total servido al público, mientras que ahora subió a RD$151.95 (52.8% del precio final). Los impuestos pasaron de RD$86.11 (40.2%) a RD$96.16 (33.4%), mientras que el margen, costos y gastos de comercializaron pasaron de RD$39.09 (18.2% del costo total del galón de gasolina prémium) a RD$39.49 (13.7%).

En este período hay que agregar que hubo una devaluación acumulada del peso de aproximadamente 22.8% y que se han realizado al menos tres ajustes de salario a los aproximadamente 45,000 trabajadores formales que dependen del sector de los hidrocarburos. Con el último aumento de salarios, a partir de la Resolución 1-2021 del Comité Nacional de Salarios, la escala quedó en RD$11,900, para microempresas; RD$12,900, para pequeñas empresas; RD$19,250, para medianas empresas; y RD$21,000 para las grandes empresas.

En febrero de 2017, el gasoil prémium registró un PPI de RD$85.84 (51.5% del precio al consumidor final), mientras que para la semana vigente está en RD$144.8 el galón (61.3% respecto al precio que pagan los consumidores finales).

Los impuestos suman ahora RD$57.7 (24.4%), pero en 2017 eran RD$48.26 (29.0%) y el margen, costos y gastos de comercialización están en RD$33.6, es decir, un 14.2% de participación en el precio que pagan los consumidores finales. En 2017 eran RD$32.5, un 19.5%, lo que establece una caída de alrededor de cinco puntos en los márgenes que reciben las empresas comercializadoras.

El gasoil de regular, en febrero de 2017, muy utilizado en la cadena de transporte de carga y pasajeros, registró un PPI de RD$79.87 (52.2% del precio final), mientras que los impuestos sumaron RD$40.84 (26.7%) y el margen, costos y gastos de comercialización fue de RD$32.29, un 21.1% del precio al consumidor final, que fue de RD$153.00.

En la semana vigente en este 2022, los datos dicen lo siguiente: El PPI está en RD$134.53 (61.8%), los impuestos suman RD$49.58 (22.8%) y el margen, costos y gastos de comercialización alcanzan los RD$33.49, que en términos relativos representan el 15.4% del precio final de RD$217.60. Como se ve, la participación porcentual de los márgenes de las comercializadoras también cayó.

Es válido tomar en cuenta que en los últimos meses se han aplicado unos ajustes para amortiguar las alzas, que en todo caso restan al menos tres pesos en los diferentes tipos de combustibles. En lo que compete a los impuestos específico y ad valorem, la Dirección General de Impuestos Internos (DGII) reportó que aportaron RD$47,853.8 millones durante 2020 y RD$60,510 millones en 2021 entre enero y noviembre.

“Desafortunadamente, este sector depende en gran medida de insumos importados, cuyos precios, en los mercados internacionales, incluyendo los altos costos de transporte, derivados del aumento del precio del petróleo, han experimentado alzas exorbitantes, que se traducen en aumento de precios para el consumidor local”, reflexionó Abinader durante su primer discurso de rendición de cuentas desde que asumiera la dirección del Poder Ejecutivo el 16 de agosto pasado.

El Banco Central, en su informe sobre la inflación de enero, resalta que la dinámica de los precios continúa afectada por choques externos. De manera particular, indica, el precio del barril del petróleo intermedio de Texas (WTI) continuó incrementando su precio, al pasar de un promedio de US$71 en diciembre de 2021 a un promedio de US$83 durante enero de 2022, condicionado por limitaciones en la producción mundial del crudo y tensiones geopolíticas en algunos países productores.

Medidas extras

En 2021, el gobierno mantuvo subsidios de manera total y parcial en el precio de los combustibles durante los últimos 11 meses del año, lo que generó una deuda con los importadores por más de RD$13,000 millones. Adicionalmente, la gestión anterior había dejado RD$2,400 millones en pagos pendientes, totalizando RD$15,360 millones.

El Ministerio de Industria, Comercio y Mipymes (MICM) informó que el Gobierno destinó alrededor de RD$500 millones para impedir las alzas que demanda el mercado internacional para la primera semana de febrero de este año, y evitar que las gasolinas registren aumentos de precios de hasta RD$23; el GLP, RD$21 y el gasoil, RD$36 por galón.

Según reportan medios de comunicación, la Casa Blanca está cerca de tomar una decisión histórica para reducir el precio de la gasolina ante la imparable subida del petróleo. Un grupo de legisladores demócratas, con cierto peso en el partido, han propuesto eliminar el impuesto federal sobre la gasolina hasta al menos el próximo año. Con esta medida también se combatiría el impacto que la inflación está teniendo en el bolsillo de los americanos.

“Todas las herramientas están sobre la mesa para reducir los precios”, asegura Emilie Simons, secretaria de prensa adjunta de la Casa Blanca, citada por El Economista. “El presidente ya anunció una liberación histórica de 50 millones de barriles de la reserva estratégica de petróleo y todas las opciones están sobre la mesa de cara al futuro”, según recoge el diario Financial Times.

Los demócratas Maggie Hassan de New Hampshire y Mark Kelly de Arizona presentaron la semana pasada la Ley de alivio de los precios de la gasolina (Gas Price Relief Act), un proyecto de ley que suspendería temporalmente el impuesto federal a la gasolina hasta fin de año.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *