Manchester United somete 4-2 a Leeds en Elland Road

Especiales

Al tocarle celebrar el cuarto gol del Manchester United, Anthony Elanga se llevó el dedo a sus labios. Pero los hinchas de Leeds no se iban a quedar callado.

De ninguna manera tras esperar 19 años para ver a su acérrimo rival en Elland Road en la Liga Premier, primero por un prolongado descenso y luego por las restricciones de la pandemia.

Tampoco tras la reacción del equipo con un par de goles en 24 segundos para nivelar el marcador ante el United el domingo.

Al final, sin embargo, el United inclinó la balanza a su favor en un electrizante partido que brindó seis goles en una cancha pasada por el agua.

Fred y Elanga anotaron los goles con los que el United certificó la victoria 4-2 que le afianza en el cuarto puesto.

“La atmósfera fue fenomenal”, dijo el técnico del United Ralf Rangnick. “Por momentos tuvimos que tratar de apaciguar las cosas en la cancha”.

Leeds sigue atenazado por el temor que su retorno a la división de honor, después de 16 años de exilio, acabe tras dos temporadas. Apenas cinco puntos separan al equipo del técnico argentino Marcelo Bielsa de la zona de descenso.

Tras los goles de cabeza de Harry Maguire y Bruno Fernandes en la primera parte, el local Leeds respondió mediante Rodrigo y Raphinha al inicio del segundo tiempo.

Fue el primer enfrentamiento entre Leeds y United en la Premier con público en las gradas del Elland Road desde noviembre de 2003.

Cristiano Ronaldo hizo acto de presencia con el United en Elland Road en octubre de 2003 — hace 18 años y 125 días atrás — para establecer la brecha más larga entre partidos de un futbolista contra un rival en la historia de la Liga Premier.

El paso del tiempo no ha disipado la intensidad de la rivalidad de los dos clubes del noroeste de Inglaterra. Se pudieron escuchar cánticos sobre la tragedia aérea de Múnich que mató a ocho jugadores del United en 1958.

Lo mejor del partido llegó tras el descanso.

Dio la impresión que Rodrigo había lanzado un centro desde la izquierda pero el balón tomó una comba que fue inatajable para el arquero David de Gea, anidándose en la red a los 53 minutos.

Por primera vez desde el cabezazo de Harry Kewell para una victoria de Leeds en septiembre de 2002, los hinchas en Elland Road había atestiguado un gol en la Premier contra el United.

No tuvieron que esperar mucho para otro. Dan James mandó un centro al segundo palo, donde Raphinha se adelantó a Luke Shaw para empujar el balón al fondo.

El gol fue convalidado por el VAR tras una posible falta sobre Fernandes en la jugada.

Una bonita jugada colectiva permitió al United restablecer la ventaja. Fernandes recuperó un balón en su propia mitad de cancha y se embaló sin que nadie le saliera al cuerpo antes de cederle a Cristiano. El astro portugués entregó a Jadon Sancho, quien acabó entregando para la definición del brasileño Fred al primer palo del arquero Illan Meslier.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *