Un robo y una audiencia interrumpida: los obstáculos de la Comisión de la Verdad de Colombia para entrevistar al narcotraficante ‘Otoniel’

Especiales

Dos grabadoras y una computadora fueron hurtadas de la vivienda de uno de los entrevistadores, en medio de supuestos planes de fuga del exlíder del Clan del Golfo, alertados por el Gobierno.

El hurto del material usado por un investigador de la Comisión de la Verdad en Colombia para registrar una audiencia del excomandante del Clan de Golfo Dairo Antonio Úsuga David, alias ‘Otoniel’, capturado en octubre de 2021, nuevamente encendió las alertas sobre las supuestas acciones de desconocidos para impedir que «el hombre más temido del mundo» hable sobre sus vínculos criminales.

A pesar de una serie de impedimentos, este lunes se realizó un encuentro entre el exjefe narco, el presidente de la Comisión de la Verdad —creada tras la firma del Acuerdo de Paz para el esclarecimiento de lo ocurrido durante el conflicto armado—, Francisco de Roux, y el comisionado de la Verdad, Alejandro Valencia.

Esta nueva audiencia ocurre dos días después de que ese organismo no estatal denunciara el robo de dos grabadoras y una computadora utilizados el pasado jueves en la sede de la Dirección de Investigación Policial e Interpol (Dijin), donde está retenido Úsuga, para grabar la audiencia con él. 

Aunque la conversación registrada no se perdió, según afirmó Valencia, tanto la Comisión como la misión de la Organización de Naciones Unidas (ONU) en Colombia y la Embajada de EE.UU. en Bogotá han pedido a las autoridades colombianas investigar lo ocurrido.

No solo el hurto ensombreció el encuentro con el exlíder del Clan del Golfo. La conversación fue «abruptamente interrumpida» por funcionarios de la Dijin, lo que generó malestar en la Comisión de la Verdad. El organismo policial posteriormente dijo en un comunicado que había una alerta sobre un supuesto plan de fuga de ‘Otoniel’, por lo que tomó esa decisión unilateral.

El robo

La Comisión de la Verdad explicó en un comunicado que la noche del pasado jueves «personas sin identificar» entraron a la vivienda del investigador Eduardo Andrés Celis Rodríguez, que acompañó al comisionado Valencia en el encuentro con Úsuga, y le robaron «las grabadoras digitales que se usaron en la entrevista y un computador».

Frente a este hurto, y la interrupción de la entrevista por parte de las autoridades, el organismo no estatal afirmó que «necesita escuchar la verdad del señor Úsuga sobre hechos cruciales» para entender la dinámica del conflicto armado y su persistencia. «Queremos hacerlo sin intimidaciones«, añadió.

A este llamado se unió la Oficina en Colombia de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas y la Embajada de EE.UU. en el país suramericano, que dieron su respaldo al trabajo de la Comisión y pidieron a las autoridades que los hechos fueran esclarecidos.

Todo mi apoyo a la @ComisionVerdadC. Sus esfuerzos por escuchar las voces de las víctimas y de todas las personas involucradas en el conflicto merece el máximo respeto y respaldo. Colombia necesita conocer la verdad. https://t.co/1gbCi6T9jH— Carlos Ruiz Massieu (@CGRuizMassieu) February 19, 2022

Reiteramos nuestro apoyo al trabajo de @ComisionVerdadC. Exponer las causas y consecuencias del conflicto es esencial para poner fin al ciclo de violencia. Condenamos los crímenes denunciados contra sus investigadores y esperamos que los responsables enfrenten la justicia.— US Embassy Bogota (@USEmbassyBogota) February 20, 2022

Tras estos llamados, el director de la Dijin, Fernando Murillo, dio una escueta declaración en un video publicado en la cuenta de esa institución y agregó que se le había pedido a la Comisión que acudiera a la Fiscalía para que «se adelante la investigación».

El mayor general Fernando Murillo, director de Investigación Criminal e INTERPOL (DIJIN), se refiere a unos hechos denunciados por la Comisión de la Verdad relacionados con un presunto caso de hurto a un investigador de esa entidad. pic.twitter.com/tDoTOCp3Nm— Dirección de Investigación Criminal e INTERPOL (@DIJINPolicia) February 19, 2022

En una entrevista con Blu Radio, Valencia aseguró que la información obtenida en la audiencia con ‘Otoniel’ «está totalmente salvaguardada» y agregó que se robaron dos grabadoras porque creían que ahí estaba el testimonio.

«Se trata de un robo de profesionales, iban por eso», expresó y afirmó que «hay muchos intereses» y sectores que prefieren que el narcotraficante «no hable, no aporte a la verdad».

La audiencia suspendida

Ante la interrupción abrupta hecha durante la conversación con Úsuga, la Comisión pidió en un comunicado que las autoridades permitieran que hubiera un «relato libre y voluntario».

Por su parte, la Dijin emitió otro escrito donde señaló a la Comisión, sin mencionarla, de haber celebrado el encuentro sin la autorización previa de la Fiscalía, lo que fue negado por el organismo no estatal que sostiene que cumplió con todos los protocolos para tal encuentro.

Del mismo modo, el organismo de seguridad aseguró que la «suspensión temporal» de la audiencia se debió a que la Policía Nacional poseía «información de inteligencia» sobre supuestos «planes del Clan de Golfo para propiciar la liberación» del exlíder de esa organización narcocriminal.

Al respecto, el ministro de Defensa, Diego Molano, dijo que ‘Otoniel’ no era «ninguna perita en dulce» y que existía un «plan de fuga para evadir» su «responsabilidad con la justicia y con la extradición».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *