El Gobierno de México investiga una supuesta rencilla entre cabecillas del CJNG en la reciente masacre en Michoacán

Especiales

El homicidio ocurrió tras la llegada de Alejandro, alias ‘El Pelón’, al funeral de su madre en una vivienda en el municipio Marcos Castellanos, según la versión oficial.

El Gobierno de México informó este martes que la principal hipótesis de la reciente masacre en Michoacán, que dejó un número indeterminado de víctimas porque los sicarios se llevaron los cadáveres, habría sido ocasionada por un conflicto entre dos cabecillas del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG). 

Durante la conferencia matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador, el subsecretario de Seguridad Pública, Ricardo Mejía, dio algunos detalles de las investigaciones preliminares sobre el ‘multihomicidio’ ocurrido el domingo pasado en el municipio Marcos Castellanos, en la frontera con el estado de Jalisco. 

La Policía de Michoacán realiza operativos en San José de GraciaTwitter: @SSeguridad_Mich

De acuerdo con la versión oficial, un presunto cabecilla del CJNG, Alejandro, alias ‘El Pelón’, asistió al funeral de su madre, Elisa, realizado en una vivienda de la localidad de San José de Gracia. Este individuo habría llegado acompañado por 15 sicarios

A los cinco minutos, llegaron 15 camionetas con al menos 40 sicarios comandados por otro presunto criminal del CJNG, Abel, ‘El Viejón’, y sometieron a los acompañantes de ‘El Pelón’.

«Los desarman y los colocan como aparece en unos videos, afuera de una casa, en un portón», apuntó el subsecretario Mejía.

López Obrador afirma que las autoridades "no han encontrado cuerpos" tras el video de una masacre en Michoacán

López Obrador afirma que las autoridades «no han encontrado cuerpos» tras el video de una masacre en Michoacán

Versión sobre un fusilamiento

En un video difundido en redes sociales, se observa el momento en que un comando pone contra la pared a más de una decena de personas, al exterior de una vivienda en la calle Reforma, a unos metros de donde se celebraba el funeral. Enseguida, se escuchan disparos.

Los medios locales reportaron que se trató de un fusilamiento de entre 10 y 17 personas. 

No obstante, Mejía apuntó que, de acuerdo con la evidencia recopilada por las autoridades, «no se puede apreciar […] esa tesis del supuesto fusilamiento».

El Gobierno de López Obrador informó que «las evidencias hacen presumir que hay un cuerpo, que es el que todo el mundo atribuye a Alejandro […] y presumiblemente algunos de los acompañantes de Alejandro habrían sido privados de la vida». Sin embargo, las autoridades desconocen el número de víctimas fatales, debido a que el comando se habría llevado los cadáveres y habría limpiado el sitio donde ocurrió el asesinato.

«Ya empezaron a llegar denuncias anónimas de posibles lugares donde pudieron haber depositado los cuerpos«, anunció el subsecretario de Seguridad Pública. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *