Las autoridades mexicanas detienen a un autor material del asesinato del gerente argentino Federico Mazzoni en Quintana Roo

Especiales

A Wilber ‘U’, alias ‘El Molusco’, se le señala por su probable participación en el crimen contra el empleado del club de ‘Mamita’s Beach Club’, en Playa del Carmen.

Las autoridades mexicanas detuvieron Wilber ‘U’, alias ‘El Molusco’, uno de los autores materiales en el homicidio del gerente argentino Federico Mazzoni, perpetrado el 25 de enero en Playa del Carmen, en el estado de Quintana Roo. 

El hombre fue detenido por la Policía con bolsas de marihuana y pastillas psicotrópicas. Ya en custodia, las autoridades vieron que la descripción física de ‘El Molusco’ coincidía con la descrita por varias «víctimas de extorsión». 

Cuando Wilber ‘U’ fue llevado a las oficinas del Ministerio Público en el municipio de Solidaridad, determinaron que era «la misma persona que participó en el homicidio» del gerente del club de playa conocido como ‘Mamita’s Beach Club’. Incluso «traía puesta ropa idéntica a la que vestía el día» del asesinato. 

Asesinan al gerente argentino de un exclusivo club en Playa del Carmen y los agresores huyen en una moto acuática

Asesinan al gerente argentino de un exclusivo club en Playa del Carmen y los agresores huyen en una moto acuática

El fiscal general de Quintana Roo, Óscar Montes de Oca, detalló en conferencia de prensa que Wilber ‘U’ acudió con tres sujetos al club de playa. Estando allí, solicitó a una empleada que le llamara al gerente. Cuando Mazzoni acudió, «otros participantes lo llevaron a los baños, donde fue privado de la vida«. En seguida, los criminales se dieron a la fuga. 

La Fiscalía acusará a ‘El Molusco’ por su probable participación en el delito de homicidio. Asimismo, solicitará a un juez de control que le dicte la medida cautelar de prisión preventiva. 

Móvil del crimen

Las autoridades informaron este jueves que el móvil del crimen era la «venganza» por parte de una organización criminal que tenía «secuestrado» el establecimiento comercial

Además del cobro de piso del que eran víctimas los empleados de ‘Mamita’s Beach Club’, a los criminales les suspendieron una fiesta que realizaban en el local, lo que les habría molestado «de manera extrema».

Este episodio se sumó a la detención de una de las líderes de la organización. «Ellos asumieron que era por culpa de los que manejaban este establecimiento», apuntó el fiscal. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *