Lanzan un proyecto para desarrollar el primer tren eléctrico del mundo con baterías autorrecargables con energía generada por la propia locomotora

Especiales

Lanzan un proyecto para desarrollar el primer tren eléctrico del mundo con baterías autorrecargables con energía generada por la propia locomotora.

La compañía minera australiana Fortescue Metals Group ha presentado un proyecto para el desarrollo del primer tren eléctrico del mundo cuyas baterías se recargarán con la energía gravitacional generada por la propia locomotora al descender por las laderas.

Para ello, Fortescue ha adquirido la empresa tecnológica británica Williams Advanced Engineering y conjuntamente desarrollarán el Infinity Train (‘tren infinito‘, en español), de «cero emisiones» de carbono. Según el proyecto, el tren autosuficiente mejorará la eficiencia de las operaciones de transporte de minerales, reducirá los costos operativos y eliminará la necesidad del uso de combustibles fósiles.

Desarrollan una revolucionaria batería recargable submilimétrica más pequeña que un grano de sal

Desarrollan una revolucionaria batería recargable submilimétrica más pequeña que un grano de sal

«El Infinity Train puede convertirse en la locomotora eléctrica a batería más eficiente del mundo. La regeneración de electricidad en los trayectos cuesta abajo con los vagones cargados eliminará la necesidad de instalar infraestructuras de recarga y generación de energía renovable, lo que la convierte en una solución eficiente de capital para eliminar el uso de diésel y las emisiones de carbono de nuestras operaciones ferroviarias», dijo la directora ejecutiva de Fortescue, Elizabeth Gaines.

Otras fuentes de energía

Gracias al ‘tren infinito’, líderes empresariales y políticos de «todo el mundo» podrán darse cuenta de que los combustibles fósiles son «solo una fuente de energía y que hay otras que están surgiendo rápidamente que son más eficientes, de menor costo y ecológicas», comentó por su parte el fundador y presidente de la minera australiana, Andrew Forrest. «El mundo debe, y claramente puede, dejar atrás su época de combustibles fósiles altamente contaminantes y mortales«, agregó.

Se espera que los estudios y los costos de desarrollo del tren eléctrico autosuficiente asciendan a los 50 millones de dólares durante los próximos dos años y que esté operativo para el 2030.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *