Medidas económicas anunciadas por el presidente Abinader dejaron fuera a la clase media

Especiales

Sugieren acciones para evitar el alza de precios por conflicto ruso-ucraniano.

Santo Domingo, RD.-El Gobierno dominicano implementará diversas medidas económicas para responder a la distorsión de precios en el mercado internacional, debido al conflicto bélico entre Rusia y Ucrania que impacta a las economías en el ámbito global.

Entre las medidas anunciadas por el presidente Luis Abinader, en su segunda rendición de cuentas, están la ampliación de beneficiarios de la tarjeta social Supérate, y al Bono Gas. Éste último con un aumento que duplica la partida entregada hasta ahora.

También, el aumento de los locales de comedores económicos, la ampliación del programa de ventas del Instituto de Estabilización de Precios (Inespre) y el subsidio hasta un 10% de los aumentos que sufran las materias primas para la agropecuaria, como el trigo, la soya y el maíz a consecuencia del enfrentamiento bélico Rusia-Ucrania.

Los economistas Henry Hebrard, Antonio Ciriaco y Miguel Collado Di Franco coinciden en que las medidas económicas anunciadas por el presidente de la República fueron “atinadas” en beneficio de la clase más vulnerable de República Dominicana. Sin embargo, aseguran que la clase media queda como el segmento del país menos apoyado.

Hebrard puntualizó que aumentar los subsidios a los programas de ayuda social es “atinado”, pues van en beneficio directo de los más vulnerables de la nación.

Indicó que, aunque la clase media del país posee un estatus económico con mayor nivel adquisitivo, el mandatario debió tomar algunas medidas en beneficio a este segmento, entendiendo que también sufre los efectos de la crisis inflacionaria.

“Se entiende que las necesidades de la clase media son menos y la prioridad está fijada en los más pobres de la nación”, expresó Hebrard, quien reiteró que la clase media tendrá que seguir enfrentando los efectos económicos de la crisis.

Con este planteamiento concuerda el vicedecano de la Facultad de Economía de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), Antonio Ciriaco, quien cataloga la clase media como el segmento de la población ausente del discurso.

“La clase que lleva la vanguardia en las protestas sociales es la clase media. Sin embargo, no presentó ninguna acción que pueda minimizar los cambios en los efectos de la crisis para este sector”, explicó.

El economista y catedrático universitario entiende que las acciones del presidente Abinader necesitarán un presupuesto complementario, ya que las medidas anunciadas implican erogaciones adicionales que no están contempladas en el presupuesto vigente.

“Esto significa que, posiblemente, va a haber un cambio en el marco presupuestario y conlleva un presupuesto nuevo o complementario para hacer realidad estas medidas”, expresó Ciriaco.

Al respecto, el director general de Presupuesto, José Rijo Presbot, informó que no será necesario un aumento del endeudamiento público ni del déficit fiscal para cubrir los cerca de RD$10,000 millones adicionales que implican la ampliación de las ayudas sociales anunciadas por el Gobierno para este año.

Conflicto bélico

El ataque de Rusia a Ucrania supone movimientos económicos que con incidencia en prácticamente todo el mundo, debido a su impacto en la producción de cereales que son materia prima esencial para la industria alimentaria.

Hebrard entiende que esta semana es crucial para tener una visión sobre qué tan grave, profunda y larga sea la crisis bélica. Explicó que, de continuar, el país sufriría grandes impactos en el alza de los precios de los hidrocarburos y los “commodities”. Sin embargo, aclara que el Estado tiene que “vigilar cuidadosamente este conflicto” para evitar grandes impactos locales.

“Estamos entrando en una zona de altas turbulencias y es muy difícil hacer una proyección, ya que es un tema incierto que nadie puede proyectar. Hay que abordar las cosas con mucha prudencia y estar preparados para lo que venga en los próximos días”, explicó.

Reformas

Para hacer frente a la crisis inflacionaria es necesario crear reformas estructurales que ayuden a incrementar la producción de los sectores productivos y mejorar el clima de negocios con el fin de alcanzar mayores inversiones, reducir costos de combustibles, de transporte, de autogeneración eléctrica y laborales no salariales.

Así lo indicó, el ejecutivo del Centro Regional de Estrategias Económicas Sostenibles (CREES), Miguel Collado Di Franco, quien expresa que aplicando estas medidas, que faltaron en el discurso presidencial, se podría tener una economía de precios finales más bajos.

“Algunas de estas reformas fueron propuestas por el CREES. Sin embargo, ayudaría a su definición una posición de liderazgo de las autoridades con planteamientos dirigidos a que proporcionen el mejor resultado posible con el menor tiempo de implementación”, agregó.

El especialista en economía sugirió al Gobierno revisar las estructuras de los costos en los mercados internacionales que inciden sobre los precios, como la generación de energía, transporte y combustibles para tener procesos productivos más complejos. Para Collado aumentar la capacidad de los comedores económicos es una medida que no esta dirigida al problema base de la población, debido a que es muy limitada y subsidiada por los ciudadanos.

Mecanismos de apoyo

El economista Luis Manuel Piantini sugiere que el Estado debería aprovechar la próxima reunión que tendrá con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM) para que, junto a otros países de ingresos medios, se solicite una reactivación de mecanismos de compensación que fueron utilizados en décadas pasadas.

“Estas herramientas se activaban cuando los aumentos de las facturas de importación de las materias primas se reflejan en el deterioro de los términos de intercambio de los países miembros de dicha organización”.

Explicó que los países que con altos niveles de endeudamiento a causa del covid-19 están enfrentando un panorama externo serían financiados en la balanza de cuenta corriente externa y fiscal sin afectar la estabilidad económica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *