Gobierno congelará precios de combustibles mientras petróleo se cotice entre 85 y 115 dólares

Especiales

Esta fue la principal medida dentro de 10 puntos claves que el Gobierno aplicará para frenar la inflación.

Santo Domingo, RD.-El presidente Luis Abinader se dirigió al país en la noche de este lunes en una breve alocución en la que anunció medidas puntuales que tomará el Gobierno con el fin de frenar el crecimiento de la inflación, uno de los efectos que más pesa en la población a raíz pandemia del covid-19 y que, ahora, se agrava con el conflicto entre Rusia y Ucrania.

El mandatario hizo mención de diez acciones que, a grandes rasgos, tienen como propósito controlar los precios de los combustibles y alimentos en el mercado interno y mantener los subsidios tanto a sectores específicos como las ayudas sociales que se dan a sectores vulnerables de la población.

Como primera medida, el mandatario explicó que, mientras el precio del petróleo de Texas (WTI) se mantenga entre los 85 y los 115 dólares, el Gobierno congelará los precios al mismo nivel en el que fueron publicados el 4 de marzo por el Ministerio de Industria, Comercio y Mipymes. Asimismo, si el petróleo sobrepasa los 115 dólares, los precios se transferirán al mercado interno “sin la inclusión del impuesto al valor en su cálculo”.

“Con esta medida, que tendría una duración inicial de cuatro meses, el gobierno seguiría asumiendo un sacrificio fiscal mínimo permanente de por lo menos entre 600 y 1,000 millones de pesos semanales, que serían entre 2,400 y 4,000 millones de pesos mensuales y entre unos 9,600 y 16,000 millones de pesos durante sus cuatro meses de aplicación”, explicó Abinader.

En ese mismo tenor, anunció que aumentará en hasta un 10% las importaciones de maíz, trigo, soya, harina y grasa vegetal durante un período de seis meses, lo que implicaría una inversión de hasta 3,000 millones de pesos con el fin de enfrentar las subidas de los precios de los productos que utilicen estos insumos.

El mandatario también refirió el envío de “urgencia” al Congreso Nacional para un proyecto de ley que reduzca en un 0% los aranceles aplicados en frontera a las importaciones de los productos más importantes de la canasta básica durante seis meses, a fin de impactar positivamente los precios en productos como aceite, mantequilla y margarina, leche en polvo, grasas comestibles, enlatado, pollos, ajos, pastas, habichuelas, harinas, pan, carne de cerdo y carne de res.

A nivel de subsidios, garantizó que aumentarán las ayudas al sector transporte e incrementará en un 2% en los montos invertidos en gastos sociales, lo que representa “150,000 millones de pesos adicionales para estos fines”, aunque para estas medidas no especificó por cuánto tiempo permanecerán vigentes.

Esto incluye mantener la política de subsidios focalizados implementados desde el 2021, “tales como los programas especiales de venta de comida, incluyendo el aumento a las transferencias a la tarjeta Supérate, el incremento del subsidio de bonogás, las raciones de alimentos de los comedores económicos, la instalación de más mercados populares del Inespre (Instituto Nacional de Estabilización de Precios) y duplicar sus bodegas de venta directa de productos en el país”.

A nivel interinstitucional, manifestó que se crearán espacios de coordinación entre los ministerios de Hacienda, Industria y Comercio, Agricultura y las agencias recaudadoras (Impuestos Internos y Aduanas) para la discusión e implementación de medidas administrativas que impacten los precios de venta al detalle de los productos de la canasta básica.

Explicó que se colocará para el público general una aplicación digital llamada “Precios Justos”, para que los ciudadanos den seguimiento a los precios de los productos de la canasta básica. Esta plataforma estará alimentada con referencias de productores e importadores, en colaboración con el sector privado.

Como últimas dos medidas, el mandatario anunció la agilización de trámites y permisos gubernamentales para evitar dilaciones en el abastecimiento de bienes, así como la disposición de una gracia de seis meses para pagos a capital de los préstamos que hayan sido otorgados por el Banco Agrícola.

“Este es un momento de esfuerzos mancomunados, de propósitos comunes, de solidaridad y de pensar en el bienestar de nuestra nación”, subrayó Abinader.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *