Cómo perderse en lo claro: Mickelson y sus diatribas

Especiales

La estrella del golf Phil Mickelson se vio envuelto en una polémica alrededor del proyecto del clásico que los saudíes están promoviendo.

Por: FÉLIX OLIVO

Santo Domingo, RD.-La noticia corrió como pólvora: uno de los mejores jugadores de la historia “ataca” de mane­ra frontal al PGA Tour, inju­riando la gira y provocando una andanada de comenta­rios de sus compañeros y la prensa. Aquí una cronolo­gía de los hechos para que se entienda mejor el tema.

A inicios de año el zur­do dijo algunas cosas inte­resantes sobre el PGA Tour mientras estuvo en Arabia Saudita listo para jugar el Saudí International, expre­sando su descontento con la forma en que el Tour ha manejado sus ingresos y sus derechos de medios, in­cluso denominando al tour como “codicioso y avaricio­so”. “Hay muchos proble­mas, pero ese es uno de los más grandes. El Tour tie­ne derecho de mi imáge­nes de TV, y yo no. Cobran a las empresas por usar las tomas de los tiros que he pegado. Cada vez que par­ticipo en “The Match” (cin­co veces), el tour me obligó a pagarles $1 millón por ca­da uno. Por mis propios de­rechos de los medios. Ese ti­po de codicia es, para mí, más que desagradable”, ex­presó Phil. Hubo cientos de post sobre el tema, especial­mente porque el escenario en que lo dijo no era el mas adecuado, pues en esos días empezaba a calentarse el te­ma de la nueva liga patroci­nada por los jeques saudíes.

La saga continuó, po­niéndose de mal en peor. En la semana del Gene­sis Invitational, salió a la luz que Phil le dijo al escri­tor Alan Shipnuck esta per­la: “Da miedo involucrar­se con esos temidos HDLGP (lenguaje coloquial). Sabe­mos que mataron al repor­tero del Washington Post Ja­mal Khashoggi, y tienen un historial horrible en materia de derechos humanos. Allí te ejecutan por ser gay. Sa­biendo todo esto, ¿por qué consideraría irme a su liga? Porque es una oportunidad única en la vida para remol­dear la forma en como opera el PGA Tour.

Nos han manejado con tácticas manipuladoras, coercitivas y de mano dura porque nosotros, los jugado­res, no teníamos ningún re­curso. El comisionado Jay Monahan, a menos que ten­gas influencia, no hará lo co­rrecto. Y el dinero saudita fi­nalmente nos ha dado esa influencia. Ni siquiera es­toy seguro de querer que la nueva liga (SGL) tenga éxi­to, pero solo la idea de que lo tenga nos permite resol­ver algunas cosas con el PGA Tour”.

Esos comentarios no les sentaron bien a muchos ju­gadores que participaron en el Genesis, como Rory McI­lroy, Justin Thomas, y Billy Horschel quienes se expre­saron con fuertes términos sobre la posición del zurdo. Lo peor fue que Phil inten­tó descalificar la prensa, di­ciendo que esos comenta­rios fueron ofrecidos “off the record”, a lo que Shipnuck respondió que no era cierto, que él sabía muy bien que eso iba a ser publicado, pro­vocando entonces también la ira de la prensa.

¿Que vino luego? Tras re­cibir toda clase de criticas, Phil tuvo que “recoger la so­ga” y disculparse vía Twitter, iinsistiendo en que siempre actuó “en el mejor interés del golf”. “Utilicé palabras que lamento sinceramen­te y que no reflejan mis ver­daderos sentimientos o in­tenciones. Fue imprudente, ofendí personas, y lamento profundamente mi elección de palabras. Estoy más que decepcionado y haré todo lo posible para reflexionar y aprender de esto”, escribió el californiano.

Mi conclusion: Tal como escribí la semana pasada en este mismo espacio, quizás Phil tenga razón en algunos de sus argumentos, pero de­finitivamente no lo hizo en el mejor momento, ni uso las palabras correctas. No se espera eso de un “Hall of Fa­mer”.

En cuanto a su auto reti­ro, considero que el Tour lo suspendió y no lo han co­municado por cuidar su ya muy dañada imagen. Mien­tras tanto, cinco de las mar­cas que lo patrocinaban le han “dejado el limpio”, así que creo que, tras todo esto, Phil pensará y sopesará todo muy bien antes de hablar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *