Ministro de Finanzas de Rusia: Al congelar las reservas rusas de divisas, Occidente probablemente pretende «provocar el impago artificial» del país

Especiales

«Tenemos los recursos necesarios para pagar nuestras deudas», señaló Antón Siluánov y desmintió todas las declaraciones sobre la incapacidad de Moscú de cumplir con sus obligaciones.

Rusia está dispuesta a pagar su deuda pública en rublos de acuerdo con el tipo de cambio oficial del Banco Central ruso en la fecha de abono, declaró el ministro ruso de Finanzas, Antón Siluánov, citado por RIA Novosti. Además, señaló que en el caso de las emisiones de eurobonos emitidos a partir de 2018, dicha posibilidad se estableció directamente en los documentos de la emisión.

«La congelación de las cuentas en divisas del Gobierno ruso y su Banco Central se puede calificar como un deseo de algunos países extranjeros de provocar un impago artificial que no tiene ningún fundamento económico real», aseveró Seluánov.

Las compañías rusas podrán pagar sus créditos a los prestamistas procedentes de los países que cometen "actos inamistosos" en rublos

Las compañías rusas podrán pagar sus créditos a los prestamistas procedentes de los países que cometen «actos inamistosos» en rublos

Asimismo, el ministro de Finanzas reiteró que todas las declaraciones sobre la incapacidad de Rusia de cumplir con sus obligaciones de deuda pública «no corresponden a la realidad».

«Tenemos los recursos necesarios para pagar nuestras deudas», señaló Siluánov.

Anteriormente, el ministro comunicó que Rusia, debido a las sanciones que bloquearon parcialmente su acceso a las reservas de oro y divisas del Banco Central, no puede utilizar casi la mitad de ellas, en concreto unos 300.000 millones de dólares. Sin embargo, Siluánov aseguró que, a pesar de las dificultades, Moscú no pretende renunciar a sus obligaciones sobre la deuda soberana, sino que pagará en rublos hasta que los países occidentales descongelen sus fondos.

La deuda externa de Rusia al 1 de enero de 2022, según el Banco Central, era de 478.200 millones de dólares, de los que 62.560 millones se atribuye a las instituciones gubernamentales. Tras el decreto presidencial, el Ministerio de Finanzas ruso anunció que cumplirá con sus obligaciones por deudas soberanas a tiempo y en su totalidad.

Según un informe, los pagos de los eurobonos rusos a los residentes se realizarán en rublos y a los no residentes, de acuerdo con lo estipulado en las obligaciones emitidas. Sin embargo, la viabilidad de estos pagos dependerá de las circunstancias que impongan las sanciones occidentales.

Además, Antón Seluánov subrayó que las empresas extranjeras que abandonaron el mercado ruso pueden ser sometidas a los procedimientos de quiebra en un plazo de tres a seis meses.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *