El caso extremo de un hombre que se inyectó cocaína en su pene 

Especiales

REDACCIÓN- Se trataba de un hombre de 35 años cuyo pene se pudrió y tornó de color negro parcialmente tras inyectarse cocaína.

Según el informe reportado por médicos del hospital BronxCare en Nueva York el paciente acudió a emergencias con un dolor insoportable en el pene y el escroto tres días después de inyectarse la droga vena dorsal profunda del órgano.

El hombre dijo a los médicos que era adicto a las drogas por vía intravenosa desde hacía años y que decidió inyectarse la cocaínaa través de su aparato reproductor porque no tenía más venas en buen estado donde hacerlo.

Los médicos le administraron antibióticos y su estado mejoró ligeramente, sin embargo, el hombre no quiso someterse a una cirugía para eliminar el tejido muerto.

El paciente también rechazó someterse a un tratamiento de rehabilitación y tras ser dado de alta con citas ambulatorias.

NOTICIAS EN ORDEN

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *